AdoptaUnMan.com

¿Te rechazó? No te preocupes, te decimos cómo superarlo

Todos y todas alguna vez hemos experimentado, sufrido y llorado por algún rechazo. Es normal. Forma parte de nuestro proceso de aprendizaje en el amor, en el que cada vez nos acercamos más a nuestra otra mitad, esa persona que nos cuida, entiende y respeta.

Y sí, es un proceso necesario para todo el mundo pero, ¿hay alguna forma de hacerlo más leve? Es decir, ¿qué hacer para que el rechazo no resulte tan doloroso y largo? En ocasiones superar el rechazo puede llevar meses e incluso años. Obviamente, siempre te vamos a recomendar antes que nada que pidas ayuda psicológica si tu proceso está siendo más difícil de lo que pensabas.

Hoy te damos algunos consejos que pueden ayudarte a acelerar la cicatrización amorosa.

Tiempo bien empleado

¿Crees que perdiste el tiempo con una persona que te rechazó? Es posible, así que si lo que necesitas es recuperarte, hacer cosas que te hagan crecer es lo mejor que puedes hacer. Cenas con tus amigas, terapia, clases de francés o ese proyecto que siempre quisiste empezar pero jamás lo hiciste. ¡Es momento de poner manos a la obra!

Eres increíble: recuérdalo a diario

La relación entre el dolor que surge del rechazo y la autoestima es muy estrecha. Una persona con una autoestima baja es más susceptible a batallar para superar el rechazo amoroso. La mejor forma de aceptarlo y seguir con tu vida es queriéndote más, dándote cuenta de lo mucho que vales y sintiéndote la queen del lugar. No te culpes ni te castigues por una mala experiencia amorosa. Dedícate a recordar tus rasgos positivos por ratitos durante el día. Puedes escribirlos en un diario.

No te lo tomes personal

Trata de no interiorizar el rechazo como algo de lo que eres 100% culpable. Es posible que la otra persona no estuviera preparada para una relación, que el feeling entre ambos no se haya dado o que estén en diferentes momentos de la vida. No estás decepcionando a nadie, y no tienes que sentirte como si hubieras perdido algo. Una experiencia siempre deja enseñanzas y te da la oportunidad de mejorar.

No ocultes tus emociones

Es importante que te quieras a ti mismx y que hagas siempre cosas que te empoderen y te hagan sentir bien. Pero te recuerdo que dejar fluir tus sentimientos es también un acto de valentía. No te guardes lo que sientes. Si quieres llorar, llora. Si quieres gritar, grita. Si no quieres hacer otra cosa más que ver un maratón de series de los 2000 en el sillón, adelante. ¿Por qué vamos a esconder el dolor? Liberar emociones es el primer paso para sanar.

Vida social y personal

Algo que puedes aprender del rechazo amoroso es que, si tienes amigos y familia que te apoyan, todo se hace más llevadero. Asegúrate de tener un círculo social y familiar lo suficientemente estable como para que, si el desamor se presenta de nuevo en tu vida, puedas ser resiliente y apoyarte en personas que te quieren. Y lo más importante: apoyarte en ti mismx. Dedica tiempo a cuidar de ti y sigue con tu vida.

Si te ha gustado este artículo, te va a encantar:

Guía para empezar una relación (Vol.I)

Guía para empezar una relación (Vol.II)

back to top