co.adopte.app

co.adopte.app

¿Cómo comunicarse efectivamente en una relación?

Todos sabemos que la comunicación clara de nuestras necesidades y expectativas mejora las relaciones cotidianas. Sin embargo, cuando los sentimientos están involucrados, no es raro que este conocimiento se desvanezca y las emociones tomen el control.

Si bien, cada relación tiene dinámicas diferentes, afortunadamente existen algunas reglas universales que te ayudarán a que tu comunicación sea más fluida y a calmar futuros conflictos. En adopta te presentamos los cinco principios fundamentales que debes poner en práctica.

No hables al mismo tiempo

A primera vista este consejo puede parecer obvio. Cuando cada persona trata de transmitir su punto de vista a toda costa, la consecuencia es que nadie escucha y al final ninguno de los dos está interesado en resolver el conflicto. No olvides que el objetivo principal es escucharse unos a otros, así que resiste la tentación de seguir hablando.

Piensa antes de hablar

…o te arrepentirás, ya que puedes decir algo irreversible. Si no es posible tener una conversación cara a cara, intenta con la comunicación escrita. Escríbele algunas oraciones cortas, tal vez incluso una carta, en la que le cuentes cómo te sientes y qué te gustaría cambiar en tu relación. Esta es una buena manera de redefinir la dinámica.

No abras heridas del pasado

Una de las cosas que pueden romper la comunicación constructiva es recordar viejos conflictos. Sobre todo cuando ya han sido resueltos o perdonados. Trata de evitar frases como: "Tú siempre...", "Por tu culpa...". Estas frases seguramente llevarán la conversación en la dirección equivocada. Trata de hablarle a tu pareja con paciencia y amor, esta técnica calma la ira y cambia por completo el tono de la conversación.

Encontrar un punto medio

Es natural que cada lado quiera demostrar que tiene razón. Sin embargo, demostrarlo persistentemente solo puede prolongar el conflicto e incluso empeorarlo. Por lo tanto, no exijas que tu pareja vea las cosas igual que tú. Si no está de acuerdo, no lo tomes como un ataque, sino trata de llegar a un acuerdo mutuo. Recuerda que no hay un punto de vista correcto o incorrecto; simplemente son diferentes, pero ambos son igualmente importantes.

Cuidado con las obstrucciones

Cuando uno de los dos quiere discutir temas problemáticos y la otra persona es un muro, negándose a seguir hablando, nos enfrentamos a la obstrucción. Tal actitud defensiva no solo exacerba el conflicto, sino que incluso puede conducir a la ruptura de la relación. Por lo tanto, ten cuidado con este enfoque y mantente abierto a intercambios honestos. Aunque no siempre es fácil, te permitirá conocer tus (y sus) expectativas y despejar el ambiente en la relación.

back to top